La higuera de los bastardos

Allá donde hay un concurso para ganarse unas entradas para ir al cine me veréis participar. No siempre tengo suerte pero ya son varias las veces que he sido uno de los afortunados y he podido, ver antes del estreno, una nueva película. El lunes me invitaron a ver La Higuera de los Bastardos,  de Ana Murugarren. 

Tres bodrios que no lo son ¿o sí? Más cine para tardes de otoño.





En estas dos últimas semanas he visto en el cine tres películas que por algún motivo alguien ha calificado como bodrio. El problema no es hacerlo tras el visionado, sino hacerlo cuando la película no se ha visto y se hacen juicios de valor llenos de prejuicios. El término se usa con una ligereza que asusta denotando algunas veces ( y lo subrayo en negrita porque sino luego me comen) una falta de sensibilidad artística que convierte a quien lo dice en un absoluto troglodita Con esto no quiero decir que no deba usarse, pero siempre con conocimiento de causa. 

El momento más feliz. La Casa Azul en concierto.

Como comentaba hace ya unas semanas, este fin de semana se han celebrado 2 conciertos de La Casa Azul. Cosas que pasan con conciertos que agotan sus localidades en poco tiempo me encontré conque el día elegido, el 17 de noviembre, yo tenía entradas pero mis amigos no. ¿La solución? volver con ellos al otro día. Así que por primera vez en mi vida he ido al mismo concierto dos noches consecutivas. Eso es comportarse cómo un fan  ¿o no?


El Canadiense en Madrid

Reservé con varias semanas de antelación porque me apetecía darme un capricho en uno de los nuevos restaurantes de Madrid que fuera bonito y especial pero no de esos que dejan tiritando la cartera varias semanas ¿Mi elección? El Canadiense, en la calle Carranza 10. 


Miss Caffeina, mira cómo vuelo

Un día llegué a casa y gracias a mi sana costumbre de poner música nada más entrar por la puerta me encontré, en el extinto canal 40 TV, un vídeo de un grupo que se llamaba Miss Caffeina. Un par de años después, el 11 del 11 de 2017, he asistido a su concierto fin de gira, donde daban el broche de oro a su último trabajo, Detroit. 


Madrid me mata

Aprovechando que hoy es fiesta en Madrid capital, pongamos que hablo nuevamente de Madrid porque Madrid…¡me mata! 



Este cartel de madera es una de las creaciones de Espacio Villodas, a los que conocí gracias a unos muy buenos amigos. Cuando vi este pequeño cartel en una de las imágenes que suelen colgar en medios sociales, me enamoré y me hizo mucha gracia que ante mi comentario ellos contestarán :“Sabíamos que te iba a gustar”. 

Películas para días de otoño.

Por fin parece que se ha instalado el otoño en Madrid, así que ha tocado fin de semana de manta y libro salvo por las dos escapadas que he hecho para ir al cine.



La Revolución Sexual cumple 10 años

Porque me da igual, porque ya no lo necesito,
tengo todo lo que siempre quise en mi jardín,
tengo luz, tengo paz, soy feliz,
y esta noche ellas cantan para mí



El 3 de noviembre de noviembre de 2007, o al menos así lo informa la Wikipedia (5/11/17 para Itunes), se lanzó La Revolución Sexual, tercer álbum de La Casa Azul, proyecto detrás del cual se encuentra el productor y cantante Guille Milkyway.

Fin de semana Friki vs Cultureta

1: El Friki 


Si bien la cualquiera de los posibles significados de la palabra es aplicable a mi persona, el tercero es el que más se acomoda a mi afición a los cómics. Es cierto que (sobre todo de un año para acá) leo mucha novela y ensayo pero los tebeos siempre están ahí. La ciencia ficción y la fantasía, por lo menos en lo que imagen se refiere, le deben mucho al noveno arte y de ciencia ficción precisamente ha sido la primera parte del fin de semana. 

El viernes dediqué dos horas a ver la última de Thor y el sábado nueve horas (¡nueve!) para ver la segunda temporada completa de la serie de Netflix Stranger Things. El domingo las cosas cambiaron y un fabuloso aperitivo dio paso a un día de lo más cultural, lleno de libros y buena música.


Carmen a la luz de la luna de Madrid

«El amor es un pájaro rebelde, que nadie puede enjaular, y es vano llamarlo, si él prefiere rehusarse.
[...]
El amor es niño gitano, jamás, jamás ha conocido ley. Si tú no me amas, yo te amo; y si te amo, ¡tú ten cuidado!...»


Leo en El País Semanal, en  la sección dedicada al satírico Mundo Today:

Las personas normales podrán ir a la ópera a partir de 2018

En un gesto de apertura, el gremio dejará que las personas normales accedan a la ópera “aunque sea para confirmar que no es para ellos"


Me viene genial para introducir el tema de hoy pues el sábado estuve viendo Carmen, la ópera más famosa del compositor francés Georges Bizet. En la temporada 2017-2018, El Teatro Real de Madrid está tirando la casa por la ventana para celebrar el 200 aniversario de su apertura y lo hace programando títulos tan famosos como Aida de Verdi, La Boheme de Puccini o, como nos toca estos días, Carmen.  Si me lees, tienes algún tipo de sensibilidad artística, o sientes curiosidad por este arte te recomiendo seguir leyendo. Si no cumples cualquiera de los dos últimos requisitos, también te lo recomiendo porque el saber no ocupa lugar. Parto de la base de que soy un aficionado y en ningún caso un erudito del tema y como tal me acerco a él.