Ricardo III (ese rey)

El 6 de noviembre se estrenó en Madrid “Sueños y visiones del Rey Ricardo III. La noche que precedió a la infausta batalla Bosworth” en el Teatro Español. Dos días después me senté en un teatro lleno hasta la bandera para pasar un par de horas con los clásicos, concretamente, un par de horas con William Shakespeare. 


Tras la victoria de los Yorks sobre los Lancaster, Ricardo III se siente fuera de lugar en la Corte. Acostumbrado a las guerras y fruto de ese descontento, del rencor, la rabia, la ira y la turbación que su propio físico le provoca, decide tramar conjuras y complots para llegar al poder. 

José Sanchis Sinisterra actualiza uno de los clásicos del más famoso dramaturgo inglés de manera que nos llegue de una forma sencilla y comprensible, mezclando verso y prosa para contarnos como eran  las cloacas de la corte inglesa de finales del siglo XV. Sangre, ambición, traición, todo vale para llegar al poder y también para perderlo. Carlos Martín dirige a, atención el elenco,: Terele Pavez, Asunción Balaguer, Ana Torrent, Lara Grube, Carlos Alvarez Nóvoa, Juan Carlos Sánchez, Jorge Muñoz, José Hervás, Ánibal Soto, Óscar Nieto y José Luis Santos que secundan a un grandísimo Juan Diego interpretando al mezquino monarca. 

Premio Max y tres Goyas, más de cuarenta papeles cinematográficos y con una dilatada carrera teatral, el sevillano Juan Diego lleva sobre sus hombros toda la trama de la obra y su interpretación es magnífica. He leído que le va a costar desligarse del personaje y no me extraña nada, debe ser difícil después de hacer algo con tanta pasión. Todo funciona perfectamente en este montaje que demuestra que la sencillez no está reñida con un buen espectáculo. Todo es muy simple y se deja total lucimiento a los actores que están realmente fantásticos. Sé que parezco entusiasmado, pero de verdad, merece la pena pagar los 22 euros de la entrada. Si tenéis la oportunidad, no os la perdáis.

Aplaudimos a rabiar cuando se bajó el telón y resultó muy emocionante que Carlos Álvarez Nóvoa interrumpiera los aplausos para recordarnos que esa Gran Dama del Teatro que es Asunción Balaguer cumplía 89 esplendidos años. Lo hizo, como lo hacen los grandes, encima del escenario. Me emocioné y hasta se me saltó una lágrima, me hubiese gustado haber corrido al escenario para abrazarla y darle las gracias por las veces en que he disfrutado con ella.

El Teatro Español se encuentra en el número 25 de la calle Príncipe y es uno de los cuatro lados de la plaza de Santa Ana. Es verdad que prefiero otras zonas del centro pero no soy tan tonto como para no reconocer las bondades del lugar. La fabulosa noche teatral se completó con una cervecita en la Cervecería Santa Ana, cena en Mezklum y una copa en el Jazz Bar, uno de los locales con más encanto de la zona y que recomiendo visitar a todo el que venga a Madrid. 


Dame Teatro. Puro Teatro.

¡Al infinito y más allá!...¿no?

Gonzalo: "Cine en estado puro"
Jordi: "Las tres horas más perdidas de mi vida"

Estas dos contradictorias opiniones lo son sobre uno de los estrenos cinematográficos más esperados de la temporada: Interestellar. Lo nuevo de Christopher Nolan era esperado por muchos motivos y la expectación en los círculos cinéfilos era similar a los días previos del estreno del Avatar de Cameron. La calidad del director (muy meritorios sus Batman aunque yo sigo prefiriendo la versión pop del personaje), y el nuevo rumbo que ha tomado la carrera de Matthew McConaughey son dos de los varios motivos por lo que la película me resultaba interesante. 



Tenía claro que quería verla el día del estreno y convencí a tres amigos para disfrutar de una de las películas del año. Los momentos iniciales de la película, y no destripo nada, me parecieron absolutamente creíbles. Un futuro próximo donde la vida en la tierra se vuelva imposible no parece nada difícil, tal y como tratamos al planeta en el que vivimos, no me extrañaría que un día la tierra pasara por los aprietos que se muestran en los primeros minutos de la película. 

El resto puro cine de ciencia ficción de buena calidad, del que plantea cosas ¿imposibles? pero que no toma el pelo a quienes lo ven. Algunos diálogos resultan como demasiados trascendentes y el personaje de Anne Hathaway me deja algo frío, pero el conjunto de la aventura espacial me entusiasmó. Tras las tres horas que pasé dentro de la sala, puedo decir que no me sentí defraudado, de hecho me quedé con cierto estado de shock y con la sensación de haber disfrutado de buen cine. Estoy de acuerdo, por lo menos en lo que respecta al aspecto técnico, con Gonzalo en que la película es cine con mayúsculas. El tema de los efectos especiales ya no me sorprende pero si lo hacen el sonido, la fotografía o, sobre todo, el montaje. Ah! Y salen Jessica Chastain (no me gusta, lo siguiente) y Michael Caine. 

El reparto es muy solvente, de eso no cabe duda. ¿La recomendaría? Pues vista la polémica que leo en las redes sociales, prefiero quedarme con eso de “A mí me gustó pero, aviso, dura tres horas” y que cada uno decida. No tengo problemas con la duración de las películas, ya que las hay terribles de 85 minutos, pero os aseguro que las 3 horas no se me hicieron en absoluto pesadas. Me han entrado muchas ganas de revisar la filmografía de Nolan y para hacerlo he tomado como referencia este cuadro de la wikipedia:


Empezaré por Origen, Inception, que guarda alguna similitud formal con Interestellar y que dejó impresionado en el momento de su estreno. 

 ¿El Cine? Lo siento, soy un clásico: En el cine.

Mi entrada de los lunes /4

Estoy un poco asombrado por la polémica que ha surgido en torno a la celebración de Halloween en España. Fue el tema “light” de la semana pasada y estando el patio como está (¿Tan difícil es pronunciar Corrupción, con la p bien marcada?) prefiero tocar este tema que cualquier otro. No es nuevo pero parece que mientras más crece el carácter comercial de la fiesta más detractores aparecen. 

(Para cosas terroríficas lo que estoy haciendo yo: escribiendo este post mientras de fondo se proyecta una película llamada Pacific Rim….una de robots gigantes contra monstruos al más puro estilo japonés pero vistos los primeros momentos, con la misma gracia que una patada en la entrepierna) 

He leído comentarios devastadores de gente que hace unos años, cuando nadie lo celebraba en España, hacía fiestas privadas con la temática de Halloween o iban a discotecas donde lo celebraban para unos pocos. Es lo de siempre: cuando lo conocen/hacen 4 es cool, cuando lo conocen/hacen mil es una catetada. En mi opinión, una fiesta es una fiesta y si ánima el cotarro comercial, pues bienvenida sea.  Se me antoja divertidísimo que en un mundo global adoptemos costumbres de otros países y mantengamos las nuestras. No creo que porque la noche del viernes de llenaran las calles de Dráculas y otros monstruos nuestro país haya dejado la saludable tradición de recordar a nuestros difuntos y de comer buñuelos o huesos de santos.

El viernes Madrid era una fiesta, el buen tiempo animó a la gente a echarse a la calle y a disfrutar de lo que la capital ofrecía con disfraz o sin él. Las calles del centro estaban abarrotadas de gente pasándolo bien y yo que me alegro. Muy buen ambiente había en El Fabuloso (el de siempre) y llena de vampiros la enorme cola para entrar en Morocco. A las 4 de la mañana la Gran Vía era un paseo de criaturas buscando taxi. ¿El disfraz más original? Un monstruo de las galletas disfrazado de Mario Bros. Disfraz sobre disfraz, una genialidad. 

(Pacific Rim: de mal en peor. Madre mía de quien pagara por ver esta bazofia...y yo me la estoy tragando divinamente. No hay más tópicos sobre la arrogancia de la juventud porque es imposible) 

El sábado volví a Malasañear a plena luz del día. Bon Vivant & Co es un agradable local con una estética similar al de otros de la zona y con una cortita y efectiva carta. Por unos 25 euros , los 6 comensales (¡cómo disfruto conociendo gente nueva!) tomamos 3 entradas y un plato cada uno de una calidad más que aceptable. Es un sitio que además de bonito está en uno de los rincones más tranquilos del bullicioso barrio de Chueca.

 
En una esquina cercana descubrí The Yelow Corner y me quede impresionado con las fotografías que encontré allí. He encontrado en su página web lo siguiente.

YellowKorner fue creado el 2006 por Alexandre de Metz y Paul-Antoine Briat, dos amigos amantes de la fotografía que ante la dificultad de adquirir una fotografía original crearon un nuevo tipo de galería de arte. Las galerías YellowKorner nacen con la filosofía de acercar el arte fotográfico a todos los públicos. Para ello, los artistas han aceptado de forma excepcional aumentar el número de copias de una selección de sus trabajos. 

Así, conseguimos ofrecer arte fotográfico a precios más asequibles. Además, en YellowKorner deseamos crear un ambiente donde conocer este arte a través de las fotografías y de su autor. De este modo, nuestras galerías se redefinen como lugares de cultura donde público y artistas se encuentran e intercambian ideas. 

Alucinante lugar, ahora lo que tengo es que ahorrar un poquito para hacerme con una de esas magnificas obras (y encontrar un lugar para colgarla)
 


Hace 30 años Alcalá de Henares decidió celebrar cada 1 de noviembre de una manera muy especial. Todos los años por estas fechas se representa Don Juan Tenorio, de José de Zorrilla. Lo mejor es el escenario: la propia ciudad sirve de fondo para la representación. El buen tiempo (sí, parece haber ayudado a todos los acontecimientos culturales del mes de octubre) hizo que en los tres lugares que sirvieron de escenario hubiese lleno absoluto. Así fuimos desde la Plaza de Cervantes a las de los Santos Niños para acabar en la Huerta del Palacio del Arzobispado, donde terminó la obra.


(Pacific Rim : Los personajes rusos son de vergüenza ajena: parecen sacados de una mala película sobre la guerra fría de los 80... claro que el resto de personajes no es mucho mejor...un momento ….¿Qué hace Santiado Segura aquí?) 

El mito de Don Juan se hizo tan grande gracias a Zorrilla y Tirso de Molina (El burlador de Sevilla y el convidado de piedra) que hasta el castellano le dio un significado propio al nombre.

donjuán. 
(De don Juan Tenorio, personaje de varias obras de ficción). 
1. m. Seductor de mujeres. 
2. m. dondiego. 

Hay que felicitar a la ciudad por el espectáculo que nos ofreció. Soy un entusiasta de los espectáculos callejeros y este lo es de primer nivel. Gozamos de unas interpretaciones de altura y una puesta de escena muy buena y mejor si se entiende lo difícil que es organizar algo así (y que salga bien). Fernando Cayo era Don Juan y Marta Hazas su Doña Inés…imposible que no se te pusieran los pelos de punta cuando se produce la famosa escena del diván…. ¿No es verdad, ángel de amor, que en esta apartada orilla más pura la luna brilla y se respira mejor? Alucinante Alcalá, de verdad. 


(Pacific Rim : Lo más terrible que he visto en mucho tiempo, si, esto supera al Drácula del otro día...¡Ideal para tarde de domingo nublado y con amenaza de lluvia!)

Después de Halloween, sin tiempo a quitarnos las pelucas y el maquillaje color sangre ya está llegando otra celebración con detractores. Los más famosos grandes almacenes del país, ya están preparados para la llegada de la Navidad. Ya he visto árboles de Navidad, Belenes, catálogos de juguetería y hasta he comprado un turrón de chocolate. El de Suchard es el mejor de todos, sin duda, y como dice el lema: Está hecho con tus sueños (yo añadiría: pero en contra de tu báscula). 



(Pacific Rim : "Hoy vamos a evitar el apocalipsis". Guillermo del Toro es un genio. ¡Viva el cine de palomitas! ¡Vivan los robots gigantes!.Pero nunca nada será como el Godzilla original, eso seguro.) 

Ho, Ho, Ho

BBC MUSIC

Hace ya semanas que conocemos la promoción que la BBC hace de su canal de música pero no por ello me deja de gustar. Pet Sounds, de los Beach Boys (del que volveré a escribir en una próxima entrada) es uno de mis discos favoritos y  God Only Knows, canción incluida en él, una de las mejores del grupo. 

La cadena ha elegido la famosa canción para promocionarse y ha contado con un espectacular elenco de artistas para interpretarla: Dave Grohl, Alison Balsom, Lorde, Pharrell Williams, Zane Lowe, Sam Smith, Paloma Faith, Eliza Carthy, Nicola Benedetti, Chris Martin,  Jaz Dhami,  Martin James Bartlett, Danielle de Niese, Stevie Wonder, Florence Welch, Lauren Laverne, Brian Wilson, Jake Bugg, Katie Derham, Gareth Malone, Kylie Minogue, Chrissie Hynde, One Direction, Emeli Sandé, Elton John,  Baaba Maal, Ethan Johns, Jools Holland,  Jamie Cullum, Brian May, Tees Valley, Youth Choir, & BBC Concert Orchestra

 
Espero que como yo, veáis el vídeo una y otra, y otra, y otra vez...¡qué cosa más bonita!

La fiesta del cine 3/ Boyhood, momentos de una vida.

¡Se acabó la fiesta del cine! La mejor manera de celebrar San Maximiliano Martir (mi santo) fue ir al cine por tercera vez esta semana. Espero que visto el éxito que tienen este tipo de convocatorias, volvamos a disfrutar el año que viene. 3 días de cine a 2.90 y  la última elegida ha sido: Boyhood, momentos de una vida. Tenía muchas ganas de ver la película de Richard Linklater. 


Había leído cosas estupendas sobre ella, todos los que la habían visto estaban encantados con la historia y ha pasado con mucho éxito por diversos y prestigiosos festivales, así que ya conocido todo acerca de la obra, era hora de ir a verla.

Es la historia de Mason, un chico al que, gracias a un rodaje que se ha efectuado en 39 días repartidos en doce años, vemos crecer desde los 6 años hasta su ingreso en el mundo universitario.  Él y su familia son el eje de una película que cuenta simplemente como pasa la vida. Estupendos todos, vemos como desde 2002 hasta ahora mismo van madurando Ethan Hawke, Patricia Arquette, Lorelei Linklater y Ellar Coltrane, una familia con los mismos problemas que la mayoría, con sus alegrías, sus penas, sus errores y sus aciertos. 

En una película que no es corta precisamente, pasa de las 2 horas y media,  no encontramos ni una gota, y era fácil caer, de sentimentalismo barato. Es directa sin ser cruda, es todo tan real que es imposible no ver reflejados momentos de nuestras vidas en ellos ¿Una mudanza traumática? ¿Una pelea entre hermanos? ¿Una mala experiencia en el colegio? es tan real como lo es la vida misma. Es una película maravillosa, de verdad, puede que no sea del gusto de todos pero me ha encantado y un dato significativo : De la sala, que estaba llena, no salió nadie durante la proyección de una película en la que realmente no pasa nada que no sean "momentos de una vida".

No haré referencias, más que las vistas, a la originalidad de la película pero ciertamente lo es, sin duda, una cosa a la que el director ya nos tiene acostrumbrados con obras como las de la trilogía de Antes de amanecer 1995, Antes del atardecer (2004) y Antes del anochecer (2013). Sale en todas la quinielas para ser la película más importante de este año y suena con fuerza entre las candidata a los Oscars que se entregarán el año que viene. Ah...

¡Queremos ver más a Patricia Arquette! (¡qué buena es!)


Mi balance personal de la fiesta del cine : 2 buenas películas y 1 bodrio: no está mal, podría haber sido peor. Ahora me pregunto, lo conoceremos en los próximo días, no solo cuantos espectadores hemos asistido sino también cual ha sido la película más taquillera. El primer día fue Drácula (¡qué horror!) ...¿Habrá mejorado la cosa?

La fiesta del cine 2/ Drácula. La historia jamás contada.

Segundo día de fiesta del cine y segunda película. Esta vez los 2,90 euros los he invertido en el cine más comercial, Drácula : La historia jamás contada,  de Gary Shore.

La lapidaría (nunca mejor dicho) frase de quien me acompañaba cuando han saltado los títulos de crédito lo dice todo : "Si la historia era la jamás contada debería haberse quedado así, sin contar". Lo peor que le puede pasar a una película de aventuras es que se haga pesada y esta , a veces, es un plomo. Yo no sé si otros que la han visto han podido sacar algo en claro pero a mi me ha recordado a lo peor de la saga de la Momia (y mira que la primera era entretenida) y de 300 (esos planos, ese rey turco...), no sé...la crítica no la ha mimado precisamente y no me extraña.

No es la cosa más espantosa que he visto en mi vida, ni mucho menos, pero no, las carcajadas que han sonado en la sala al ver algunas de las escenas que pretendían ser terroríficas me han hecho saber que no era el único al que la película le estaba costando. Luke Evans es esta vez el Drácula, y en fin, seguro que el muchacho, bastante atractivo, tendrá mejores formas de lucirse en el futuro. 

No, no y mil veces no: no me sirve el argumento "ya sabías a lo que ibas" pues hay películas de ciencia ficción o terror, con presupuestos elevados y muchos efectos especiales, que no serán obras de arte pero que entretienen y sirven para comer palomitas, en este caso ni eso. Tiene una virtud: es bastante corta y eso se agradece aunque pensándolo bien ¿Qué sentido tendría que tuviese más duración?. En fin, volveré a los Dráculas más clásicos o al de Coppola, que aún me maravilla aunque algunos lo critiquen como ejercicio puramente estético. 

Para desquitarme pienso estar todo el día escuchando la canción de Pajares..Soy un Drácula Ye Ye...en la versión de Dr. Explosión. Todo muy Halloween.


Soy moderno, Soy Eterno
Y lo estoy pasando bien.

Por cierto: me encanta ver cine en V.O en salas espaciosas y modernas.

La fiesta del cine 1/ Relatos Salvajes

Primer día de la fiesta del cine con entradas a 2.90 euros y yo, por supuesto, lo aproveché. Después de un día de trabajo es un gustazo olvidarse de las hojas de excel, los atascos para llegar a la oficina, las comidas en tu mesa ...y meterte en una cómoda sala de cine para disfrutar de una película de reciente estreno: Relatos Salvajes. 


Sinopsis oficial: La película consta de seis episodios que alternan la intriga, la comedia y la violencia. Se inspira en los ‘Cuentos asombrosos‘ (1985-1987), serie de televisión creada y producida por Steven Spielberg. Sus personajes se verán empujados hacia el abismo y hacia el innegable placer de perder el control, cruzando la delgada línea que separa la civilización de la barbarie. (FILMAFFINITY) 

¿Mi impresión? Pues lo he pasado estupendamente, la verdad, y algo inevitable era compartir a la salida cual de las 6 locas historias dirigidas por  Daniel Szifron nos había parecido mejor. La película esta llena de personajes al límite: ese conductor solitario, esos pasajeros de vuelo, ese ciudadano indignado (Darín es un genio), esa novia despechada...no sé, uno se identifica en algún momento con todas las situaciones aunque el desenlace pueda ser distinto al que nosotros hubiéramos elegido. La venganza es la protagonista de todas las historias y sus consecuencias están entre lo hilarante y lo terrible. Al super astro argentino le acompañan otros grandes, como Sbaraglia o Grandinetti, que ya conocía pero yo he salido enamorado de esa Romina, la novia interpretada por Erica Rivas. Todas las historias me han gustado, están muy bien planteadas, pero de quedarme con una sería la de Ricardo Darín, por que cualquier ciudadano se puede sentir así de desesperado ante ese elefante burocrático que es la administración. 

Ha pasado con éxito por diversos festivales y ha sido elegida por Argentina para competir en la selección de las películas que competirán por la mejor película de habla no inglesa en los Oscars de 2015. Solo he visto otra de las competidoras, la española, pero desde luego por calidad, la película merecería estar entre las finalistas. 

Personalmente salí hablando con acento, repitiendo un montón de expresiones que me han acompañado toda la vida y emocionado después de esos planos de Buenos Aires que se ven en alguna de las historias. También creo que lo que vivimos en nuestro país, ese crecimiento de la corrupción, que va cada vez a más, bien habría dado pie a uno de los episodios de estos Relatos Salvajes...

Mi entrada de los lunes /3

¡Bienvenidos a la última semana de Octubre! Ya he visto turrones y hasta un anuncio de Navidad…no queda nada ¡Ho! ¡Ho! ¡Ho! 

Ya comenté el domingo pasado que me había reconciliando con un tipo de música: la música popular española. Cuando me refiero a popular no lo hago en referencia solamente al pop sino a aquel que es más famoso o comercial, el mainstream que llaman los entendidos. El diario El País está publicando, lleva ya cuatro entregas, una colección de música (El País de Música) de original formato. No tanto en lo físico como en la selección de su contenido.


El librito que contiene el CD que lo acompaña es algo ya bastante convencional pero la forma de hacer la recopilación de canciones de cada entrega no lo es. Un recorrido por medio siglo de música en listas de reproducción agrupadas no por años ni épocas sino por estilo, género de los cantantes, temática de los temas, impacto social…en fin, bastante variado y por solo 5.90 euros algunos merecen mucho la pena. 



Mi reconciliación viene provocada por la tercera entrega, “Buenos Tiempos Para la Lírica”, donde encontramos buena parte de las canciones que han formado lo que se popularmente se llama La Edad de Oro y muchas que no tienen nada que ver con esa época pero con un impacto similar al que aquellas tuvieron pero en años posteriores. Bailando no es mi canción favorita de Alaska y nunca he podido con La Chica de Ayer de Nacha Pap, ambas fijas entre las primeras de cualquier recopilación sobre pop patrio que se precie, pero pese a eso, me ha gustado oírlas mientras leía el librito cosa que ha me ha llevado a internet y a otros libros de consulta que tengo y que me ha servido para conocer más y mejor nuestra cultura (sí, la música pop es cultura). 
------------------- 
Nunca llegaré a ser Elena T, seguidora de este blog, amiga y estupenda cocinera, pero de vez en cuando me meto en la cocina a preparar cosas que francamente no debería probar. Me encantaría decir lo que oigo en muchos “A mí no me gusta el dulce”, no es mi caso: tengo adicción al chocolate. El lunes al llegar a casa preparé el desayuno que mis compañeros de trabajo tomarían el martes. 

Y lo hice de esta manera :

- 200 gramos de mantequilla a temperatura ambiente 
- 200 gramos de azúcar
- 4 huevos
- Una cucharada (o dos) de azúcar vainillado 
- 250 gramos de harina de repostería 
- 1 pellizco de sal (siempre me olvido) 
- 1 sobre de levadura química 
- 15 gramos (algo más metí yo) de chocolate puro en polvo (algo que no es muy común tener casa, bueno, en la mayoría de las casas) 
- Muchas ganas de ponerse a hacer algo. 

¡Tachán!…….(y tuve bastante éxito)



¿La receta? Hay miles en sitios de internet dedicados a la cocina…jeje..buscad, buscad Plum Cake Veteado o Amarmolado y veréis que éxito. 
 --------------------
¡Qué gratificante es tener 40 años y descubrir que no has perdido la capacidad de sorpresa! Porque cuando ya pensaba que no quedaba nada por ver, va un canal de televisión y estrena un reality de gente en pelota picada. Para cuando conseguí recolocar mi mandibula , ya llevaba vistos 10 minutos de Adán y Eva, el “revolucionario” nuevo programa de Cuatro. 

¿Qué hice? Automáticamente conectarme en Twitter y, literalmente, llorar de risa. Los 140 caracteres que limitan los comentarios de la famosa red social resultan de lo más ocurrentes cuando de comenta este tipo de programas. No lo vi entero porque su misterio es limitado. No lo juzgaré pero creo que lo menos importante del programa eran los desnudos, una vez vistos en paños menores los concursantes (el premio: encontrar el amor) lo hilarante era el nivel intelectual de los mismos. Si una persona te suelta que los museos no le interesan porque es anárquica y se queda tan ancha, lo de menos es que este como vino al mundo. Seguro que martes vuelvo a verlo, por lo menos, los diez primeros minutos.
 -------------------
Queda poquito tiempo para que se celebren los 25 años de la caída del muro de Berlín. Yo tenía 15 años pero recuerdo que para mis padres fue un momento muy emocionante. Eran jóvenes y de los que habían crecido con las dos Alemanias. El viaje que hice al país en 2011 me dejó impactado y me volví absolutamente enamorado de ese Berlín lleno de historia, uno de los mejores destinos de Europa y al que tengo muchas ganas de volver. Este fin de semana he vuelto a uno de los más importantes escenarios de mi infancia, El Parque que Madrid dedica a la ciudad Alemana y que conserva 3 trozos del famoso muro de la vergüenza. 




Es el de Berlín uno de los más bonitos parques de la capital. Yo le tengo un cariño especial porque pasé muchas horas de mi infancia allí. Estaba al lado de mi colegio, el ya tristemente cerrado Nicolás Salmerón de la calle Pradillo, y relativamente cerca de mi casa de entonces. Es muy gratificante ver que sigue bien cuidado, que sigue siendo un sitio estupendo para pasear y que aún existen muchos de los comercios y locales alrededor que existían entonces. Os lo recomiendo para cualquier fin de semana por la mañana.


 ¿Esta semana? Pues en unas horas empieza la fiesta del cine, habrá que aprovechar para ver películas por solo 2,90 euros y el viernes felicitaré a una conocida publicación musical que cumple 15 años. Ahora a empezar la semana. ¡Disfrutad!

FREAK LIKE ME

Hay, por lo menos, dos canciones que llevan el título de este post y que yo he descubierto en el momento de escogerlo. Lo cierto es que una de ellas, la de las sugarbabes, sí que la conocía pero su letra poco tiene que ver con el contenido que encontraréis a continuación. Esta estrada está principalmente motivada porque la Real Academia de la Lengua ha incorporado a palabra Friki a nuestro magno diccionario en su edición número 23.

friki. (Del ingl. freaky). 

1. adj. coloq. Extravagante, raro o excéntrico. 
2. com. coloq. Persona pintoresca y extravagante. 
3. com. coloq. Persona que practica desmesurada y obsesivamente una afición. 


Visto así, no me identifico mucho con ninguna de las tres. Puedo no ser normal (como bien decía una chica muy lista, "normal es un programa de mi lavadora"), pero estoy lejos de considerarme extravagante o pintoresco. En cuanto a la aficiones que tengo tampoco creo que sean obsesivas pero para mucha gente soy un friki por defender Star Wars (ahora salen detractores hasta debajo de las piedras) o coleccionar cómics y la parafernalia que los rodea. La imagen del lector de cómics que han creado películas como Clercks o series como Big Bang Theory (ojo, ambas me encantan) hacen creer que todos los que disfrutamos con los tebeos somos iguales: pasaditos de peso, vestidos de negro, amantes del Heavy metal, obsesivos y exageradamente extravagantes. Cuando he visitado una tienda de cómics, y salía de trabajar con traje y corbata, alguien me ha dicho “pues no te pega que te gusten”..., ¡qué razón tiene ese que dice que las etiquetas son para la ropa! 

El viernes pasado tuve el típico día que me encanta: larguísimo paseo por Madrid, casi 9 kilómetros según google maps, desde Las Cuatro Torres hasta Príncipe Pío y visita a "templos" frikis.



Un tiempo envidiable y sin ningún tipo de música, solo con los sonidos de cualquier viernes loco de nuestra ciudad. El camino desde Mordor (referencia friki que muchos usamos para la zona de Las Cuatro Torres) a Plaza de Castilla se hace algo tedioso, es verdad que es primer tramo y también el más corto, pero es la parte menos agradecida del Paseo de la Castellana y aunque es totalmente plana es también bastante sosa. 

Nada que ver con Bravo Murillo. Puede que Bravo Murillo no sea lo más selecto de la ciudad, no lo niego. Alguno de sus aledaños ha tenido problemas de seguridad pero a pleno día la calle está llena, llenísima de vida. No hay glamour, no es estilosa, no es chic, pero es luminosa y viva. Lo pluricultural se palpa en la calle, los comercios, los bares….se mezclan los establecimientos de toda la vida con los más nuevos dedicados a nuevos públicos. ¿Dónde sino es Bravo Murillo encontrarías carteles de conciertos de estrellas desconocidas para el gran público pero muy populares en la zona?

lo dicho, desconocidos para el gran público... 

Es una pena pasar por los cines cerrados de la calle pero es una alegría pasar por el Mercado de Maravillas, que sigue siendo un referente en la ciudad. El tráfico de la calle es infernal y los comercios van mejorando a medida que nos acercamos a la glorieta de Cuatro Caminos. Cruzar la glorieta es como cruzar una frontera, una vez pones el pie en el final de la Calle Santa Engracia, ya estás en el principio del elegante barrio de Chamberí. Santa Engracia es una calle preciosa, ancha, luminosa y llena de árboles aunque la supongo bastante ruidosa para quienes allí viven. Es un tramo largo y sin muchos comercios pero muy ameno de pasear. Encuentras locales nuevos, gente haciendo el típico afterwork, chicos saliendo de los coles…va ganando en ebullición según llegas al cruce con Martínez Campos (metro Iglesia) y podría haber tirado dirección Quevedo (por Eloy Gonzálo) pero decidí seguir hasta Luchana y bajar desde allí hasta la Glorieta de Bilbao.  Luchana no es una calle muy larga y tiene en común con la populosa Bravo Murillo un cine cerrado aunque aquí sobrevive, y parece que con buena salud, el mítico Palafox, que además de películas promueve festivales y emite óperas en directo. Un lujo. 

En la glorieta de Bilbao, la calle Carranza se convierte en Sagasta (o al revés) y Fuencarral se encamina directa a Gran Vía. Yo la seguí hasta Corredera Alta de San Pablo, uno de mis rincones favoritos de Madrid y convertido desde hace años en uno de los más trendys de la capital. Allí se encuentra la tienda Curiosite, donde se pueden encontrar los más originales regalos, como este estupendo despertador. 

No me pude resistir. Nanananananananananananana..Batmaannnn

Seguí andando hasta Corredera Baja de San Pablo, pasando de refilón por Garcia-Madrid, llenita de ropa elegante que hoy no me podría poner ni en una pierna (me voy a coser la boca).


De allí tome rumbo hasta la calle San Bernando para llegar a una de mis librerías especializadas de referencia. Intento repartirme, ya lo sabéis, entre las muchas que hay en Madrid, pero Elektra y Akira, en la otra punta de la capital, son las más visitadas. 

En Elektra estoy como en casa…de verdad, son muchos los años que llevo yendo. Yo no soy de ponerme a hablar con los responsables ni de hacer tertulias con otros amantes del cómic, pero me encanta estar allí. Se curran un montón los escaparates, todo está muy bien colocado y, aunque en todas las tiendas de cómics hay camisetas, no están mejor expuestas en ninguna otra que conozca. La foto que abre este post es de una  que compré en allí y el viernes pasado me hice con otro artículo típico de friki pero que ha causado autentica sensación entre quienes no lo son (o lo son en la intimidad) 

Y eso que Spider-Man no es ni de lejos mi personaje favorito. 

El trayecto final de mi paseo, y pertenencias freak, me llevó hasta Príncipe Pio (muy recomendable por las vistas y por ser cuesta abajo) donde tome mi autobús camino a casa. Cansado pero muy contento. 

Madrid es una ciudad estupenda para ser Friki (o lo que te apetezca ser).

Yo también conozco Modernos (de pueblo y de todas partes)

No solo de cómics de Súper héroes vivo yo como fan del cómic. Es mi género favorito, eso está claro, pero de vez en cuando encuentro cosas que me encantan en otros campos que no tienen nada que ver con las mallas y las capas. Muchas las encuentro por reseñas en páginas dedicadas al noveno arte pero otras las encuentro por casualidad cuando me paseo por librerías especializadas o por las zonas, cada vez mejor preparadas, que los grandes centros comerciales dedican a estas publicaciones.

Esta ha sido mi foto más compartida y marcada como favorita  desde que uso Twitter. 




Por ello cuando decidí tener blog tuve claro que tenía que dedicarle un post a Moderna de Pueblo. Yo no descubrí la obra de Raquel Corcóles, el alter-ego real de este personaje, gracias a las muchas colaboraciones que se pueden ver en su web. No, yo lo hice curioseando en el FNAC de Callao, el mejor FNAC, no solo de Madrid, sino de España. 


Horas antes de emprender un viaje me compré el primer libro titulado Soy de Pueblo. Manual para sobrevivir en la ciudad. Cuando llevaba tres páginas leídas, en el trayecto que puede ir Sol a Atocha, lloraba (literal, porque a mí en estos casos se me saltan las lágrimas de verdad) de la risa. Sé que la década a la que se refieren sus vivencias es la anterior a la mía, los 30 y alrededores, pero no paré de encontrar referentes reales, más de gente de mi entorno que relativos a mi propia vida. 

“Eres de pueblo si naciste en un lugar donde no hay El Corte Inglés” así empezamos a conocer a la heroína que en este primer libro presentado en 2011 por la mencionada Raquel y Marta Rabadán. Las vivencias en la gran ciudad, sus primeros compañeros de piso, la primera vez en el ya comentado centro comercial, la búsqueda de trabajo…todo relatado con mucha gracia mientras de fondo observamos los típicos topicazos del loco Madrid de nuestros días, lleno de modernos, hípsters, twees o como se vengan a llamar ahora. Como bien reza la portada : "¡Más útil que los tuppers de tu Madre!"
 -¿Dónde está la tele? 
- He hecho una performance tirándola por la ventana 

Yo soy muy respetuoso con los derechos de autor pero no he podido evitar sacar una foto a una de mis páginas favoritas del libro… ¿No es cierto que con solo ponértelo el chaleco de FNAC te convierte en superhéroe?



Dos añitos después 3 de mis mejores amigas llegaron a los 40 años y yo les regalé (me compré también uno para mí) el segundo libro: Los Capullos No Regalan Flores. Centrado en las relaciones sentimentales, me reí tanto con este como con el anterior. El catálogo de capullos que nos presenta Moderna de Pueblo es tan real como hilarante: Capullo Clásico, Capullo Fugitivo, Capullo Capullo, Capullo Cooltureta, Capullo Perdonavidas… 


Si en el primer libro veíamos a nuestra protagonista buscarse un hueco en la ciudad, ahora la vemos intentando rellenar el hueco de su cama. Sus aventuras amorosas son para partirse y, aunque no dejan en muy buen lugar al género masculino, puede gustar a todos ¿Quién no tiene conocidos a quien considerar capullos? ¿Todos los tíos son unos capullos? ¿O solo los que nos gustan? Estupenda reflexión que podría valer para ambos sexos (y para cualquier preferencia sexual) cambiando la palabra capullo por cualquier otra que haga referencia a nuestros gustos personales. 

En 2014 Raquel rescató a uno de los esos capullos para dedicarle un libro entero: Cooltureta : el comic La nóvela gráfica. La historia del típico chico normal que se muda a un barrio bohemio (pongamos Malasaña), compra vinilos, desayuna en esos sitios de cupcakes, escucha a Pulp, Radiohead o los Smith, ve cine en V.O. y recibe su coronación con unas gafas de pasta, es lo de lo mejor que he leído en 2014 y es ideal para reírse de la modernez e hipterismo (me encanta la palabra) que podemos encontrar  en los barrios del centro de Madrid.


Como en los anteriores, aquí también encontré referencias pero en este caso, si me afectaban. He tenido que sufrir “vejaciones” de muchos tipos por mis inquietudes culturales y he sufrido en mis carnes el apelativo “cultureta” por ir a ver cine en versión original o “snob” por ir a la ópera…tanto es así que muchas veces he tenido que esconder (esto no es broma) publicaciones culturales que compro para evitar males mayores. Me he sentido especialmente identificado con una escena a la salida del cine, donde el más cool de un grupo de modernos  suelta sobre una película: 

“Ha sido entretenida” (eufemismo cooltureta para decir que no está a la altura de sus estándares de calidad aunque se lo haya pasado bien viéndola). 

Lo he vivido en mis carnes muchas veces. Muchas. Yo me reí a carcajadas con 8 apellidos vascos y desde su estreno a esta parte se han ido reproduciendo sus detractores como chinches. Puede que la película no te guste pero muchos lo hacen porque lo popular es radicalmente opuesto a lo moderno y exclusivo. Con la música me ha pasado también muchas veces: “No te gusta Dani Martin porque eres un snob” “tu gusto por la música indie es una pose”… 

Tanto me gustó (yo también tuve una época en que hubiese dado todo por unas gafas de pasta, je je) que le di a mi hermano un paquete pidiéndole que no lo abriera hasta que estuviese en el tren y me mandó un wassap diciendo que se estaba partiendo lo que se encuentra más allá de la espalda…

Propongo que para Navidades editen un tomo con los tres libros juntos y material adicional…un ABSOLUT MODERNA DE PUEBLO ¿No sería fantástico?

 --------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

¿Qué si me he encontrado en algún libro? Si claro, muchas veces principalmente en aquellas partes en las se refiere a los que tenemos cierto síndrome de Peter pan ¿cómo negarlo? Bravo Raquel, ¡BRAVISIMO!

Soy de Pueblo. Manual para sobrevivir en la ciudad está editado por Editores de Tebeos (EDT) y Los capullos no regalan flores y Cooltureta están editados por Lumen

La actualidad en mi biblioteca

La actualidad me ha dirigido directamente a mi biblioteca. La tragedia del ébola, que parece que tendrá (ojalá) final feliz en nuestro país y espero que también en el resto del mundo, me ha recordado que yo conocí la enfermedad gracias a novelas que leí en mi más tierna juventud. No eran recomendaciones de nadie, eran libros que andaban por casa y que mis padres me dejaban leer como algo que no me iba a producir ningún mal. Le agradezco mucho a mi Padre que me iniciase en el mundo de la lectura a través de novelas más o menos intrascendentes para luego pasar a obras de mayor calado literario. 


Epidemia (Outbreak) escrito por Robin Cook y publicado en España en 1988 por Plaza y Janes, tiene como protagonista la doctora Melissa Blumenthal luchando contra una misteriosa enfermedad que resulta ser el virus del ébola. Recuerdo haber disfrutado mucho con la lectura pues también disfrutaba entonces con las películas catastróficas y apocalípticas, precisamente el mismo género de esta novela. El escritor, que ha vendido muchos libros, es también médico y gusta de mezclar problemas de salud pública con el thriller y el catastrofismo. Por el título de sus novelas, la temática parece bastante obvia: Coma, Fiebre, Tratamiento Letal, Intervención, Toxina, Contagio… Casi todos se pueden encontrar en edición de bolsillo, para quienes interese el tema. En este tipo de libros, como en otras muchas obras cinematográficas, siempre hay un avión de pasajeros presente en el relato.

Pobres líneas áreas, tanto sin son culpables directos como si son meros servicios de transporte, no hay sarao apocalíptico del que se libren. Si es un virus, un avión de pasajeros es lo ideal para que se propague, si son zombies, un avión de pasajeros es lo ideal para una escena terrible de supervivencia, si son huracanes, tormentas eléctricas o vete a saber que otra catástrofe natural, siempre hay un avión que sufre las más terribles consecuencias. Además están las huelgas, las nevadas, los retrasos, los volcanes….yo que sé cuántas cosas más. 

Me ha llamado la atención no encontrar referencias a Robin Cook en dos películas que me extraña que los canales privados no hayan emitido aprovechando el momento actual o a lo mejor lo han pensado bien y han querido evitar la alarma. La primera es Estallido (Outbreak, 1995) de Wolfgan Petersen , con Dustin Hoffman y René Russo luchando contra un virus, no es el ébola pero casi, mientras lidian (¡oh, qué bonito!) con un divorcio de fondo. Mucho más seria es Contagio (Contagion 2011), de Steven Sodenbergh y protagonizada por un espectacular elenco de estrellas actuales, relata todo el proceso de un salvaje virus contado casi de manera documental. A mí me encantó porque la película no es nada sensacionalista y nos tramite la historia de una manera bastante correcta y sin conflictos personales/emocionales de por medio. Es verdad que alguna historia está metida como con calzador (ese secuestro…) pero la cinta funciona a las mil maravillas. 


He buscado en mi biblioteca y no he encontrado ningún ejemplar de El Pequeño Nicolás, los libros infantiles escritos por el francés René Goscinny, creador del famosísimo Asterix, y publicados allá por los años 60. Leí alguno cuando era pequeño y suelo guardar todos mis libros así que me extraña no haber encontrado algún ejemplar, debí habérselo dejado a alguien o perderlo. El caso es que si hoy buscas en google cualquier referencia al Pequeño Nicolás, la primera opción no es nunca el literario chavalín francés sino un muchacho de 20 años que está causando sonrojo generalizado en la opinión publica patria. 

Confieso que soy carne de escándalos políticos, no soy mucho de teorías de la conspiración pero suscita mi interés leer en los diarios, preferiblemente en papel, los pormenores de las alcantarillas del poder. Porque lo de este chico es a priori tan esperpéntico que resulta cómico. Todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario, así que yo no lo juzgaré a él, no es justo, pero sí a la historia que nos cuentan. Y la historia que nos cuentan es hilarante y llena de patetismo. Yo sólo me imagino la cara de boniato que se les habrá quedado a todos los VIPs, incluyendo a los más “reales”, cuando hayan visto las fotos en las que les acompañaba este jovencito: Veo a más de uno atragantándose con el croissant la mañana del sábado leyendo la noticia. En las fotos, por lo menos las que hemos podido ver, hay personajes que por A o por B están en la picota y ya se sabe, a perro flaco todo son pulgas. A mí lo que me asusta es los que ven actitudes como estas como graciosa o heroicas. ¿Qué tiene de chiste jugar con las fuerzas de seguridad del estado?

El escándalo durará semanas, seguro, y promete ponerse interesante a medida que vayan apareciendo, amigos, novias, familiares o cualquier persona de su entorno. Desde el domingo hasta hoy la historia se viene haciendo más y más grande y el interesado todavía no ha dado una entrevista. Un efecto colateral podría ser que de tanto apodarlo “El Pequeño Nicolás” la gente sienta curiosidad por el libro y, vete a saber, a lo mejor se convierte en un nuevo hit literario más de 50 años después.


Mi tercera vez en Logroño y mucho, mucho vino (del bueno)

Un día sin vino es un día sin sol. Frase típica de la Provenza. 

Así me recibió ayer domingo mi amigo Lionel, que por cierto tiene un gusto similar a mi en lo que a zapatillas se refiere. 


Tercer fin de semana de turismo y vino en Logroño en 2 años. Sí, porque la capital de La Rioja es un ideal destino para un par de días y tocaba repetir con otro nutrido grupos de amigos. Si la primera vez me gustó y la segunda sirvió de confirmación, esta tercera vez ha sido de puro disfrute, sin ningún stress por conocer nada nuevo. Recorrimos poco más de 370 kilómetros (Madrid /Cenicero, La Rioja) para realizar la que para mi sería la cuarta visita a una bodega. En esta ocasión una que produce uno de los riojas más populares de nuestro país : Marqués de Cáceres. 


El ritual es el mismo que en anteriores citas: historia de la bodega, proceso de elaboración del vino, recorrido por todas las estancias de la misma, explicaciones sobre las rígidas restricciones del consejo regulador de la denominación de origen, vídeo promocional y, por supuesto, una cata de vino. En este caso es un vino tan popular, tan bueno y con un precio tan razonable que yo mismo lo he tomado como una apuesta segura cuando me han invitado a cenar a una casa y tenía que escoger algo que llevar. En la cata probamos sus variedades más exclusivas en un entorno realmente bonito, con una decoración muy elegante y en la que el vino es el protagonista absoluto. Leticia (¡Gracias!) fue la encargada de enseñárnoslo todo y de darnos a probar (recojo de su magnífica pagina web) los siguientes vinos.

MC (Tinto): Uva Tempranillo seleccionada en su punto óptimo de maduración a partir de parcelas de producción muy escasa. Vendimias manuales en cajas de 15 kgs. Las uvas se escogen posteriormente en mesa de selección por personal especializado. 

Marqués de Cáceres RESERVA (Tinto): El Reserva está bendecido por una de las mejores cosechas de la década. Color oscuro de noble estructura. Aromas profundos, complejos, que permiten percibir la calidad de su crianza, la potencia de los frutos negros y un fondo tostado que se mezcla con notas de roble muy fino. Viveza en boca, volumen y sabores concentrados. La cata muestra carácter y estructura, dejando paso a una textura carnosa. Clase y elegancia, buen potencial de guarda. 

ANTEA (Blanco): Producción limitada de una selección de viejas viñas. Nariz envolvente, notas de dulces especias y frutas blancas. Su savia y armonía en boca le dan un carácter goloso. Sus finos taninos y sabores intensos se funden en una exquisita complejidad. 



Nosotros éramos 12, 11 probamos el vino porque una de las nuestras está en estado de buena esperanza y no era plan, y todos alabamos las bonanzas del blanco, hubo quórum absoluto al decir que era un vinazo pero sí que generamos debate con los tintos. Algunos prefirieron el elegante MC y otros la rotundidad del Reserva… La mejor sentencia fue la de Sergio : “No se trata de entender o no, se trata de que te guste o no te guste”. A mi me gustaron los 2 pero al elegir cuales llevarme el escogido fue el Reserva. 

El catálogo es bastante amplio así que yo me lleve también 2 botellas de esos vinos que yo llamo “divertentes” y que tan contento han puesto a mi buen amigo Lionel, ese sacacorchos que acompañará todos los post que tengan que ver con tan fabulosa bebida. El Rosé Excellence (Luminosa capa rosa pálido. Nariz Floral dónde resalta una fragancia muy fina. Desliza en boca con armonía, el sabor de fruta roja delicada se expresa como una caricia al paladar para recoger frescura sobre un fondo de vivacidad comedida, el conjunto revela una gran elegancia.) y el Satinela, ya que me pirran los vinos dulces y semidulces (Con una cosecha que recogió un 20% menos de producción, el Satinela consolida su estilo singular. En la copa brilla su color con algún ribete más oscuro. La nariz despliega notas de flores blancas, fruta tropical, pera, que la hacen muy atractiva. La boca se desenvuelve con frescura y finura a su discreta suavidad; un puntito de acidez resalta la armonía de sabores en final de cata.) 

Tardé menos de un minuto de hacerme fan de su Facebook, de su web y de Cristina Forner, responsable última de estos vinos y que tiene hasta un blog que cuelga de la página de la bodega.

Con el estupendo sabor de boca que nos dejó la visita fuimos destino Logroño para realizar una de esas comidas que empiezan a las 3 de la tarde pero que no sabes cuando van a acabar. 35 euros exactos por persona en un menú sin ninguna floritura pero de buenísima calidad. Voy a tratar de acordarme de todo : Ensalada, croquetas, gambas a la plancha, pulpo, embutidos, y setas, todo muy abundante, de entrada. De segundo carnes y pescados de muchas variedades y otra lista muy amplia de postres caseros. Yo, que la vergüenza no la conozco, lo probé absolutamente todo, y después de decir que estaba lleno y no podía más, me apreté un arroz con leche (es mi debilidad) que francamente no me hacia ninguna falta (pero estaba taaaaan bueno…) ¿Dónde? En un famoso restaurante local que se llama Mesón del Cid. Recomendable no, lo siguiente este gigantesco restaurante situado bastante cerca del centro y con estupendas referencias de todo el que lo visita.

Una siestita, cero saludable después de semejante comilona, nos plantó a las 9 de la noche bien duchaditos y perfumaditos para recorrer una de las más famosas calles del tapeo nacional : La del Laurel. Vino, setas rellenas, vino, hamburguesita, vino, solomillito, vino, alguna cerveza…y así durante un par de horas en las que nos lo pasamos fenomenal intentando entrar en los clásicos del lugar siempre atestados de gente. 




Aproveché la ocasión para probar en cada sitio un diferente tipo de vino y así conocer siempre sabores nuevos. Logroño nunca defrauda a quienes busquen turismo gastronómico. Por supuesto que tiene otras cosas que ver (y que ya comenté en mi anterior blog) pero la gastronomía es la estrella del lugar. Volveré con toda seguridad. 

La noche es muy movida también, hay muchos sitios donde tomar una copa y ¡oh milagro! mucho más barato que en Madrid. Los Gin Tonics y demás "refrescos" nos sirvieron para confirmar que el Electro –Latino es lo más de lo más en los locales más populares. Como en Madrid me muevo en otros ambientes, lo noto menos, pero en provincias (y no de manera despectiva ¿eh?) todo está más concentrado y Pitbull y su secuaces parecen reinar en los platos. Una lástima porque los locales son fantásticos, pero la música…bueno, tiene sus momentos. 

Una escapadita de menos de 48 horas (salimos el sábado a las 8 y volvimos a Madrid a eso de las 17:00 horas del domingo) que tuvo como punto final común la que fue elegida mejor área de servicio de España en 2007 : Tudanca (Aranda de Duero, Burgos)  No soy muy amigo de las más famosas áreas de servicio de las autopistas españolas porque siempre están llenas y son algo más caras que las más modestas pero lo peor no fue eso, no, fue llegar a la vez que 3 autobuses del Imserso (nuestros adorables mayores) con un apetito voraz y con algunos pasajero con una sorprendente falta de educación. ¡Lo qué sufrimos para comernos un más bien triste bocata de jamón!…aunque de todo sacas algo positivo cuando estás entre amigos, una anécdota más para contar de nuestras escapadas. 

Gracias a Sonia (¡qué paciencia la pobre sin beber una gota!), Silvia (y su bolso), Chus, Maria Angeles, Marina, (y su gusto musical) José Manuel, Pablo, José (y su cazadora vaquera) Jesús (y sus siervas) y a Mario por un fin de semana estupendo que desde ya queremos repetir en cualquier lugar de nuestra maravillosa geografía (¡qué bien me ha quedado esto!)

Ahora os dejo. Voy a seguir escribiendo algo (alucinado estoy con la actualidad) y a leer la prensa de hoy que es un ritual dominguero de lo más agradable. Por cierto, me he reconciliado con ciertas canciones pop que estaba hartito de oir, pero ya os lo contaré en el próximo post…como mi intención firme de meterme en el maravilloso mundo de los fogones… 

Buen Lunes, Buena semana

¡VOLVERÉ!..pero mientras bien haríais en ir al cine...

¡Volveré! 

Están siendo un par de semanas de mucho lio…y claro…es difícil conciliarlo todo. Eso sí, me prometí que volvía para quedarme, así que aquí estoy. Mientras vuelvo por mis fueros, id al cine corriendo a ver los dos peliculones que disfruté el pasado fin de semana. No quería esperar más para recomendar lo bien que lo pasé con mi doblete cinematográfico. Vale, el cine no está especialmente barato en estos días pero también es verdad que una copa en Madrid se acerca en muchos sitios a los 9 euros así que una película es una buena alternativa de Ocio. 

De la primera lo que más me sorprende es que no haya estado entre las seleccionadas para competir por España en la pre-selección de los Oscars. El cine español puede estar orgulloso de muchos de los productos que ha estrenado este año y uno de los últimos ha sido La Isla Mínima de Alberto Rodríguez. Todo, absolutamente todo, me ha gustado de esta película. Las expectativas prometían un peliculón y no me he sentido en absoluto decepcionado. Yo no suelo ir al cine con ningún prejuicio pero bien harían muchos en dejar de tenerlo y pagar la entrada para ver un muy buen ejemplo de cine nacional. 



La historia sobre la desaparición de dos chicas en las marismas de Doñana es la base del argumento de una película ambientada en los difíciles primeros momentos de nuestra democracia, con todo lo que ello significaba en el entorno policial. Dos agentes antagónicos protagonizados (Goya fijo) por Javier Gutiérrez y Raúl Arévalo son los encargados de descubrir el paradero de las muchachas en un lugar que a pesar de ser muy abierto resulta de lo más claustrofóbico. La cinta lleva ya unas semanas en cartel y está siendo todo un éxito, cosa de la que me alegro. Me he quedado impresionado por la calidad del producto, su fotografía, luz, montaje…de verdad de primerísimo nivel. Te mantiene en tensión durante todo el metraje y la diferencia entre los dos policías la hace más interesante aún. Que gusto da cuando vas a ver algo tan bien hecho, tan bien interpretado. No os la perdáis. Como veis no he contado mucho, solo lo que me ha gustado y de la próxima voy a contar todavía menos. 

Perdida (Gone Girl) puede ser uno de los éxitos de año, eso seguro. Yo estoy aún en estado de shock y , si tenéis algún interés, correría a verla antes de que la gente se fuera de la lengua. Seven, El Club De La Lucha, La habitación del pánico, Zodiac, Benjamin Button, La Red Social…vamos que habría ido al cine casi por inercia aunque no hubiesen publicitado la película (y lo vaya si lo han hecho) David Fincher dirige a Ben Affleck y a Rosamund Pike gracias a un guión que escribe Gillian Flynn, autora de la novela en que se basa la película y que fue el boom literario que desterró a las 50 Sombras de Grey. Y hasta aquí voy a escribir, merece la pena que la descubráis vosotros, porque contar más allá de lo que el título dice, también sobre una desaparición, es puro spoiler. 



El caso es que después de aquello, al llegar a casa me encontré con Pepa montando en el pintoresco taxi de Guillermo Montesinos y me quedé prendado, como la primera vez, de Mujeres Al Borde de Un Ataque de Nervios. Da igual cuantas veces haya visto la más famosa película de Almodóvar, siempre me divierto con las mismas gracias y creo que le debo la idealización que yo tengo de la ciudad de Madrid. Por cierto, ya ni se los años que tiene este cartel que regalaba la revista Cinemanía...he encontrado que tengo unos cuantos...así que voy a sacar un montón de fotos y preparar un post.


¡Ay Madrid! En unas horas volveré a recorrerlo de punta, me calzaré las zapatillas que dan título a este blog y venga, a hacer una de las cosas que más me gusta de la semana: pasear. Feliz Fin de Semana. Disfrutad mucho. 

Lo dicho : volveré. 

Déjennos en Paz, Pepa y yo tenemos cosas más importantes de las que hablar 
¿De hombres? 
¿Acaso hay algo más importante?

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid. y II

Me había quedado en el Sábado Noche, como sé que estáis impacientes…allá va…

Sábado noche

Toda la semana enviándome correos con Chuchi (¡Gracias!) hicieron que la cena en Le Bistró resultara un éxito. Cerré con el restaurante un menú de grupo con el que todos quedamos muy satisfechos. Otra vez gracias a la recomendación que me llegó, como en el caso de Otras Luces, a través de mi hermano. Le Bistró es un restaurante de comida internacional que ofrece sus elaborados platos en unos salones situados en una bodega totalmente rehabilitada del siglo XIX que lo convierten en un lugar muy acogedor para una cena entre amigos. Pedimos platos tan sugerentes como lasaña de langostinos, timbal de la bacalao, noodles thai o hamburguesa parisien y tomamos unos deliciosos postres que incluían tartas y sorbetes. La atención fue genial y todo salió de maravilla (¡menos mal!) Es un lugar en el que pienso repetir la próxima vez que me vaya para Pucela y que ya he recomendado en Facebook o TripAdvisor.


Había que bajar la copiosa cena y por lo tanto fuimos en busca de un lugar donde bailar un rato. Los soportales del centro de la ciudad nos protegieron de la lluvia hasta llegar a los primer bar, Bqu, al que entramos al oír la música que tenían y al ver este cartel.


Como los que me conocen podrán suponer, la foto de Madonna que Herb Ritts tomó para la sesiones de su recopilatorio Inmaculate Collection, hizo que entrara de cabeza en un local cuya música era la típica de nuestra primera juventud, muy apetecible para empezar nuestra noche hasta que sonó Maná. Lo siento por sus fans, pero nunca he podido con el grupo mexicano. Aprovecho este momento para comentar lo caro que resulta salir por Madrid respecto de otras ciudades. Viendo la cantidad de medios, personal, luces, espacios, etc.. que he visto en Valladolid la única explicación que veo a la diferencia de precios de las copas con respecto a la capital, es que los alquileres en Madrid son infinitamente más caros o que los locales aquí pagan muchos más impuestos. Una pena.

Después de repetir en Caruso (¡grande eres Paty!) fuimos al Cameo, en la Plaza Poniente. En Madrid, salvo alguna excepción por amistades que me invitan, no voy a sitios con música electrónica de ritmos interminables. Aprecio parte de esa música pero en un local prefiero otro tipo de canciones. El Cameo es un lugar muy espectacular, lleno de luz y con un animador que, desde sus zancos, se portó muy bien con nosotros. Copas asequibles y un música típica de club que deleita a generaciones más jóvenes, mucho más, que la mía. 

Tras salir de allí y ya cerca de las tres de la mañana nos fuimos cerquita, a la zona donde están otras discos como Sirocco, Ohm y la elegida Molly Malone. El caso es que había tantísima gente que no se podía ni estar, pero nos fuimos enseguida no por eso, sino porque Cristina y yo nos miramos diciendo “NO, ESTO NO” cuando oímos que lo que estaba sonando era Obsesión del grupo Aventura. A mi , y a mis amigos, con el electro latino nos pasa lo mismo que con Maná : no es para nosotros. (yo me pongo más intolerante incluso…no entiendo como el electro-latino puede ser algo para alguien…). La música es algo esencial para que nos quedemos en un bar. Lógicamente sabemos que los equivocados somos nosotros puesto que el sitio estaba lleno de gente entusiasmada con lo que sonaba. Que no me gustara la música de algunos locales no quita merito a las recomendaciones recibidas ya que punto por punto explicaban lo que me iba a encontrar. Una vez más,¡Gracias Roberto!

A ver si vosotros la aguantáis más de 5 segundos....


El fin de fiesta fue, antes de retirarnos a eso de las 4, en Goa, plaza de la rinconada 5, un garito (me chifla la palabra) con dos ambientes y en cuya parte superior tomamos nuestra última copa acompañados de música muy decente. Mientras volvíamos al hotel no nos resistimos a hacernos unos selfies bajo la lluvia, algo que sin tener alguna copa de más, no se nos hubiese ocurrido hacer. 

Domingo.

Día de repetir: desayunamos en la plaza mayor (le cogimos cariño), en Otras Luces (un gustazo de desayuno a 3,90) y comimos en La Tasquita (sobran las palabras). Entre esos dos momentos hicimos algo típicamente turístico pero muy, muy recomendable: Una visita guiada por la ciudad.


Se trataba de una iniciativa de la oficina de turismo de la ciudad que proponía un recorrido comentado por los puntos más importantes del casco antiguo para acabar con una cata de vino. Lo que a priorí era una simple visita guiada se convirtió en uno de los momentos más divertidos del fin de semana. En parte porque la guía era muy buena y bastante ocurrente pero los lugares que elegía para pararse a explicar eran probablemente los más ruidosos de la ciudad, lo que resultaba bastante hilarante.


Todo lo que escribí sobre  la plaza mayor lo sé gracias a ella, igual que he conocido la fisionomía de la ciudad, sus principales iglesias, las tradiciones vallisoletanas, el lugar donde se celebra el importante Festival de Cine (Seminci) de la ciudad y otros puntos de interés. El mejor momento de todo el recorrido fue cuando en la puerta de la catedral soltó el siguiente speech:

Aquí vemos la facultad de derecho, ya que Valladolid es ciudad universitaria desde 1241, siendo la tercera más antigua de España. Como todo el mundo sabe la universidad más antigua del país es la de Palencia, de 1212 ya que la de Salamanca es de 1218 y es que ...seis años son seis años en el siglo trece y en el XXI….¿Hay alguien de Salamanca aquí? 

Polémica al margen, la de Salamanca siempre es considerada la más antigua, comentarios de este tipo (Los málageños no inventaron nada con los balcones de la semana santa o las menciones a la venta por parte de la Diosecis de la reja de catedral al Metropolitan de Nueva York) hicieron muy amena y divertida, con ese resquemor irónico lleno de gracia, la visita. 

La cata también fue todo un show. Lloré de la risa ante las explicaciones del chico de Señorita Malauva, tienda donde se celebró la cata. Nos explicó las cinco denominaciones de origen que tiene Valladolid : Ribera del Duero, Verdejo, Toro, Cigales y Tierras de León. Y aunque no tuvo mucho tacto al comparar esta cantidad con las de otras regiones (Tenerife) estuvo acertado explicándonos como distinguir un buen verdejo de uno malo. Lo que no conseguimos entender es porque antes de darnos las comentadas diferencias nos sirvió la peor de las tres opciones a escoger entre los diferentes vinos de ese tipo. El vino no me pareció en absoluto malo, pero nos quedamos algo sorprendidos. Como siempre es un placer que alguien te cuente algo sobre el tema, aunque no siempre acierte en las formas. Tengo que agradecer lo bien que lo pase y, aunque el verdejo (blanco) no era el mejor, el tinto, la otra parte de la cata, si estaba muy bueno.


La parada final ,y tan solo 10 minutos antes de tomar el tren de vuelta, fue un café en la sucursal que la mítica chocolatería San Ginés de Madrid tiene en un mercado (muy bien puesto) pegado a la estación de tren. El Estación Gourmet es muy similar a los que en Madrid tenemos en San Antón, San Miguel o en las zonas gourmets que ha puesto El Corte Inglés en Castellana o Callao, y está puesto con bastante gusto. Es un placer tomarse algo así antes de tomar un tren, en cambio, si me lo tengo que tomar en Madrid - Chamartin , me entra una depresión del copón (¿Para cuando un lavado de cara a la segunda estación más importante de la capital?). Así acabó un fin de semana que estamos deseado repetir en cualquier otro punto de nuestra geografía.

Me ha encantado Valladolid. Dicen que siempre salgo enamorado cuando voy a cualquier ciudad española, A Coruña, Zamora, Granada...y ahora Valladolid. No es cierto. Hay muchas cosas que no me gustan, incluso ciudades enteras, pero ¿por qué no buscar siempre lo mejor de cada sitio? .Agoreros y críticos ya hay muchos y yo siempre que voy a un lugar intento poner el énfasis sólo en lo positivo. Así será siempre (espero)

Gracias a Norma, Carlos, Amanda, Orm, Fernando, Cristina, Paloma, Álvaro, y José Manuel por este fin de semana. ¡Lo hemos pasado genial!