7 de diciembre de 2016

Empieza la Navidad en Madrid

Parece ser que este puente de Diciembre dispara las visitas a la capital de España del turismo nacional. Así nos lo hacen saber cada año por estas fechas, al reclamo comercial y cultural se unen el de ver a la ciudad engalanada para las fiestas. Madrid se convierte en una ciudad llena de excesos durante el mes, de 8 de diciembre a 8 de enero,  que duran las fiestas navideñas. Sea cual sea el color del ayuntamiento, el centro se vuelve a la vez imposible y atrayente. Es normal oír a los propios habitantes de la ciudad el deseo de huir de esas zonas durante estas fechas pero, debo ser masoquista, ¡a mí me encanta!

El sábado, después de la irregular experiencia en el Expo-comic, realicé el siguiente trayecto a pie. No es la primera vez que lo hago y permite ver en una tarde como se ha vestido la ciudad para recibir la Navidad. 



Empezamos desde Nuevos Ministerios donde se encuentra el más imponente Corte Inglés de todo Madrid, el de Castellana. En su fachada siempre colocan un impresionante mural luminoso que, para los que trabajamos o vivimos cerca de allí, indica la llegada de la navidad más que ningún otro símbolo de la zona. En la zona de arqueria del edificio de Nuevos Ministerios, unos metros a la salida de la estación de cercanías, se expone una notable colección de aparatos que nos ayudan a entender la evolución de los drones y sus diferentes aplicaciones en la vida civil. Muy interesante. 



Exposición de drones en Sala Arquería de Nuevos Ministerios: Paseo de la Castellana 67, Madrid del 4 de noviembre al 18 de diciembre. Más de 80 piezas recorren la evolución de este tipo de aeronaves con la participación de Ministerio de Defensa España, Museo del Aire del Ejército del Aire, Xunta de Galicia, Indra y Thales España, entre otros. La entrada a la exposición es libre. El horario de apertura al público es el siguiente: de martes a sábado, de 11:00 a 20:00 horas; domingos y festivos, de 11:00 a 14:00 horas; la exposición cierra los lunes. 

Si seguimos andando, en la rotonda de la plaza de San Juan de La Cruz se encuentre al primer árbol navideño del recorrido,  justo detrás de la mano de Botero, la primera de las dos obras del escultor colombiano que nos encontraremos en nuestro Paseo.  Los arboles luminosos que ha colocado el ayuntamiento son los mismos que otros años pero situados en diferentes puntos. El de esta glorieta es especialmente llamativo por encontrarse en la parte más amplia del Paseo de la Castellana  y en una zona especialmente tranquila.


Deliciosamente desenfocada ¿eh?

Siguiendo dirección plaza Emilio Castelar, dejando de lado el monumento a la Constitución,  la Residencia de Estudiantes y el Museo de ciencias naturales, nos adentramos en la zona más elegante de Castellana. La que tiene los mejores edificios y los restaurantes de renombre y clase que desprenden una luz preciosa en estas tardes otoñales.  Desde que se cruza la calle José Abascal hasta que se pasa por debajo del puente de Juan Bravo, transitamos por una zona que a pesar del tráfico, es un remanso de paz y elegancia.

En Colón volvemos al bullicio, encontramos otro árbol, otra escultura de Botero, una rana gigante que adorna la entrada del Casino de Madrid y, en el centro cultural Fernán Gómez, una interesante exposición que hará las delicias de los fans de Lego y los Superhéroes de DC. Tuve la suerte de disfrutarla hace ya unos meses y estará abierta hasta febrero del año que viene . Consejo, si pagáis la entrada, que barata no es, no compréis tebeos en la tienda que hay al final de la exposición...¡los precios son muchos más caros que en una tienda de cómics o gran superficie!. 









Una vez dejamos Colón para dirigirnos hacia la fuente de Cibeles y el ayuntamiento, notamos un incremento importante de transeúntes que ya no nos abandonará hasta el final de nuestro itinerario. Incorporarse a la calle Alcalá para llegar a Gran Vía resultó algo más fácil que transitar por el primer tramo de la centenaria vía.  Aquí empieza la polémica, ya que el ayuntamiento ha restringido casi a la totalidad el tráfico en toda la Gran Vía provocando justo lo que pretendía evitar, un considerable colapso. Está por ver si la medida será efectiva después de los primeros días pero las posiciones enconadas que se tienen a favor o en contra de esta administración dan aire a un debate que se prolongará más allá de las fiestas.  Las críticas más furiosas a la medida las he oído, curiosamente, de gente que asegura no pisar el centro durante estos días. Desde mi punto de vista la medida es innecesaria por mucho que haya disfrutado paseando por el asfalto de la Gran Vía pues no ha servido para el propósito para la que fue impuesta.

Si el primer tramo, el que llega hasta la red de San Luis donde descansa el McDonald’s más antiguo de la ciudad, era bullicioso nada tenía que envidiar el segundo, el que llega hasta la plaza de Callao. Lo de los aledaños de los comercios de la zona central de ese tramo eran dignos de fotografiarse, hordas de gente agolpándose en los pasos de cebra al más puro estilo japonés en Shibuya… ¡me encanta!



En Callao había una protesta (que raro) que aumentaba la dificultad de transitar por una zona en la que además de otro árbol, el de correos,  el Corte Ingles ha puesto un innecesario, por incomodo, puesto en forma de casita vendiendo adornos navideños. Como las calles Preciados y del Carmen estaban intransitables, elegimos como alternativa ir por  la calle del Postigo de San Martín dirección las descalzas, donde encontré el mejor de los mercaditos artesanales que se han multiplicado por la ciudad mientras oía de fondo el eterno…Cortilandia, Cortilandia..¡vamos a todos a cantar!



La Plaza Mayor, que cumple 400 años, es uno de los epicentros de las fiestas en Madrid. El mercado de Navidad siegue siendo un clásico, igual que las pelucas, los gorros de reno o unos imposibles sombreros en forma de árbol de navidad que tienen como único propósito el divertimento de unas horas.


Antes de acabar el recorrido a orillas del Madrid-Rio, paramos en la  esquina de cuchilleros para tomar una cervecita en la taberna La Fontanilla  y terminar de saborear una tarde, que como turista en nuestra ciudad, disfrutamos de lo lindo.  

Es un planazo si estáis por Madrid estos días siempre que no tengáis alergia a las multitudes. Hay muchas cosas que hacer estos días en la capital, os dejo un link para que os informéis de todo lo que os pueda interesar y recordad..pasear es gratis. http://www.esmadrid.com/navidad-madrid

¡Qué arranquen las fiestas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Anímate a comentar!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...